TITULO I

DISPOSICIONES GENERALES

ARTICULO 1.-

El ámbito de la Normativa Disciplinaria de la Federación Gallega de Fútbol Sala, se extiende a todas la incidencias ocurridas como consecuencia de los partidos y competiciones oficiales organizadas por la Federación Gallega de Fútbol Sala, así como a las conductas contrarias a la disciplina, al buen orden deportivo y a las normas y reglamentos que lo regulan. Cualquier comportamiento antideportivo, o fuera de toda norma ética, antes, durante o después de cada acontecimiento deportivo, dentro o fuera de las instalaciones donde se celebre éste, será motivo suficiente para apertura de expediente disciplinario y, en su caso, de sanción.

Las acciones  que reglamentariamente procedan para formular peticiones o reclamaciones ante órganos de gestión deportiva  no disciplinarios prescriben a los seis meses de haberse producido, excepto los de contenido económico, en que el término será de un año, a partir del derecho a su percepción. Solamente se interrumpirá la prescripción mediante el oportuno ejercicio de las acciones pertinentes.

ARTICULO 2.-

Este reglamento deberá ser cumplido, con carácter general en todas las competiciones organizadas por la Federación Gallega de Fútbol Sala, tanto por las personas físicas como las jurídicas que de forma directa o indirecta estén vinculadas a su organización o competiciones, (Clubs deportivos, dirigentes, organizadores, árbitros, entrenadores, jugadores y demás componentes de los equipos participantes).    

ARTICULO 3.-

La potestad disciplinaria será ejercida  por el Juez Único de Competición y Disciplina en primera instancias y por el Comité de Apelación en segunda instancia.

Las resoluciones del Comité de Apelación serán susceptibles de recurso ante el Comité Gallego de Justicia Deportiva.

ARTICULO 4.-

Todas las cuestiones relativas a la constitución, inscripción, modificación, extinción, organización y funcionamiento de las entidades deportivas que participen en las actividades organizadas por la Federación Gallega de Fútbol Sala, se regirán por la Ley 10/90 del Deporte, así como por la Ley Gallega del Deporte, y por los acuerdos de las Asambleas Generales y demás órganos de gobierno.

TITULO II

CLUBS

CAPITULO I

NORMAS GENERALES

ARTICULO 5.-

Los clubs son asociaciones privadas sin ánimo de lucro, cuyo objetivo principal es el fomento y la practica del fútbol sala.

Son derechos de los clubs:

  1. a) Tomar parte en las competiciones oficiales, así como jugar partidos amistosos con otros clubs o equipos extranjeros, siempre que cumplan los requisitos reglamentarios.
  2. b) Participar en la organización, dirección y administración de los órganos deportivos en los que estén encuadrados.
  3. c) Acudir al órgano competente para instar el cumplimiento de los compromisos u obligaciones reglamentarios o contractuales derivados de sus relaciones deportivas.
  4. d) Elevar, ante aquellos órganos, las consultas, reclamaciones o peticiones que convengan a sus derechos o a su interés, e interponer los recursos que reglamentariamente procedan.
  5. e) Ejercer el régimen disciplinario sobre sus afiliados.

ARTICULO 6.-

Son obligaciones de los clubs:

  1. a) Someterse a las normas y disposiciones deportivas por las que se rijan las competiciones en que participen, así como las contenidas en sus propios Estatutos.
  2. b) Acatar la autoridad  de los órganos deportivos de quien dependan y cumplir sus acuerdos.
  3. c) Cumplir las sanciones que, en su caso, le sean impuestas por los órganos de garantías normativas competentes, haciendo efectivas las de carácter pecuniario.
  4. d) Satisfacer las cuotas y depósitos que procedan.
  5. e) Participar en las competiciones en los términos previstos para las mismas.
  6. f) Poner a disposición de los órganos de la Federación Gallega de Fútbol Sala, sus instalaciones, en los casos reglamentarios previstos.
  7. g) Poner sus jugadores, técnicos y auxiliares a disposición de la Federación Gallega de Fútbol Sala, cuando sean incluidos en selecciones de este órgano, sea cual sea la edad o categoría para intervenir en concentraciones, encuentros oficiales o amistosos y jornadas de preparación.

CAPITULO II

DENOMINACION

ARTICULO 7.-

Los clubs pueden variar su denominación social oficial con los requisitos que sus normas internas señalen, pero esta variación no tendrá efectos mientras no se comunique fehacientemente a la entidad organizadora adjuntando ara ello la certificación expedida por el Registro de Entidades Deportivas correspondiente. También podrán cambiar su denominación a efectos deportivos o publicitarios, comunicándolo fehacientemente.

CAPITULO III

FUSION Y CESION DE DERECHOS

ARTICULO 8.-

No se admitirá la cesión de derechos deportivos, ni cualquier actuación de los clubs que pueda asimilarse a la misma, incluido el cambio de domicilio o de Presidente o Junta Directiva, siendo requisito imprescindible en tales casos la previa fusión de los clubs interesados y su inscripción en el Registro de Entidades Deportivas correspondiente.

ARTICULO 9.-

Un club puede fusionarse con otro, siempre que así lo acuerden ambos y lo aprueben sus respectivas Asambleas Generales convocadas con carácter extraordinario a éste único efecto. En todo caso, el club resultante asumirá todos los derechos y obligaciones que tuvieran los clubs fusionados y deberán cumplirse los siguientes requisitos:

  1. a) Los clubs que se hubieran fusionado no podrán volver a fusionarse nuevamente hasta que no hubiera transcurrido un plazo de dos años desde la anterior fusión.
  2. b) Solo podrán fusionarse clubs pertenecientes a la misma Comunidad Autónoma y cuyos domicilios sociales sean de la misma provincia.
  3. c) La fusión surtirá efectos deportivos en la temporada siguiente a aquella en que se produzca y se comunique fehacientemente al órgano de gestión de que depende directamente.
  4. d) Será requisito indispensable abonar la cuota por derecho de fusión que para cada temporada deportiva hubiera establecido la Asamblea General Ordinaria de la entidad organizadora de la competición en que se inscriba el club resultante.

CAPITULO IV

FILIALIDAD

ARTICULO 10.-

Se entiende por equipos dependientes de un club los que conforman su estructura estando adscritos a divisiones o categorías distintas e inferiores.

Los clubs pueden establecer entre sí convenios de filialidad siempre que pertenezcan a la misma Comunidad Autónoma, que el patrocinador milite en categoría superior a la del patrocinado, y que este obtenga expresa autorización de la Asamblea General, extremo este último que deberá notificarse fehacientemente.

ARTICULO 11.-

La relación de filialidad sólo podrá convenirse al término de la temporada y antes de las cuarenta y ocho horas anteriores al inicio del campeonato en el que participe el patrocinador, debiendo formalizarse por escrito firmado por los Presidentes y Secretarios de los clubs afectados, documento que deberá trasladarse a la entidad organizadora de las competiciones en que ambos clubs compitan.

ARTICULO 12.-

La situación de filialidad tendrá la duración que se establezca en el convenio y se entenderá tácitamente prorrogada si a su vencimiento no hubiera denuncia del mismo por alguno de los clubs.

El vínculo de filialidad nunca podrá resolverse durante el desarrollo de la temporada deportiva, sino al término de la misma.

ARTICULO 13.-

El gobierno, la dirección y la gestión económica y deportiva del club filial podrá ser independiente de la del patrocinador. La exclusión, renuncia o desaparición del club patrocinador no repercutirá sobre el filial.

ARTICULO 14.-

Los clubs filiales no tendrá la misma denominación que la del patrocinador, y este solo podrá disponer de uno de aquellos en cada una de las divisiones inferiores, excepto tratándose de las categorías juvenil y base donde no existirá límite.

ARTICULO 15.-

Ningún club filial podrá ser patrocinador de otros clubs.

ARTICULO 16.-

1) La situación competicional de los equipos interdependientes ya sean filiales o no,  quedará siempre subordinada a la de su patrocinador, de tal suerte que el descenso de éste a la categoría del filial conllevará el descenso de este último a la inmediata inferior.

2) Tampoco podrá integrarse al filial en la categoría del patrocinador aunque obtuviese el ascenso a la misma, en cuyo caso tal derecho corresponderá al equipo clasificado inmediatamente a este.

3) Tratándose de competiciones en las que intervenga conjuntamente equipos de las divisiones en que estén integrados patrocinador y filial, podrán participar ambos, si bien se evitará que compitan entre sí, hasta donde sea posible.

ARTICULO 17.-

1) En las competiciones por puntos los clubs patrocinadores podrán alinear jugadores inscritos en sus filiales, previa autorización de la entidad organizadora de la competición, pudiendo estos jugadores volver a intervenir en el filial durante el trascurso de la misma temporada.

2) Idéntico derecho les corresponde tratándose de competiciones por eliminatorias, siempre que no hayan actuado antes con el club filial en el mismo torneo.

3) Para poder alinear a estos jugadores, el club deberá presentar en la entidad organizadora, antes de su participación, la acreditación del vínculo de filialidad, la relación de los jugadores pertenecientes a dicho equipo y, en su caso, los cambios de jugadores que fueran produciéndose.

4) Los equipos filiales y los que pertenezcan a un club que también tenga equipos en categoría superior que, en ambos casos participen en categorías inferiores, no podrán tener con licencia en vigor  más de tres jugadores que tuvieran cumplidos veintitrés años de edad en la fecha de inicio de la temporada deportiva de que se trate.

ARTICULO 18.-

La relación de filialidad no podrá servir de instrumento para eludir disposiciones reglamentarias, ni para cualquier finalidad distinta de la específica y propia de aquella situación.

Todo eventual pacto de esta naturaleza se considerará como una interpretación en

fraude a las disposiciones reguladoras de la filialidad, y por lo tanto, nulo.

 

ARTICULO 19.-

Si los clubs patrocinador y filial utilizan la misma cancha de juego, se podrá autorizar a adelantar o retrasar en veinticuatro horas los partidos en que intervenga el segundo de ambos, salvo que se trate de las dos últimas jornadas de competición.

CAPITULO V

PUBLICIDAD

ARTICULO 20.-

 

Los clubs, siempre que concurra el requisito de que así lo apruebe la Asamblea General, están autorizados a que sus jugadores utilicen publicidad en sus prendas deportivas cuando actúen en cualquier clase de partidos.

ARTICULO 21.-

La publicidad no podrá hacer referencia  a ideas políticas o religiosas, ni ser contraria a la Ley, a la moral, a las buenas costumbres o al orden público. Tampoco podrá anunciar bebidas alcohólicas o tabaco y, en ningún caso, alterará los colores o emblemas propios del club.

No se considerará publicidad la exhibición del emblema, símbolo o leyenda de la marca comercial propia del fabricante de la prenda deportiva, siempre y cuando sus dimensiones no excedan en su conjunto, de una superficie de quince centímetros cuadrados.

Los distintivos o emblemas del club que figuren en las camisetas de los jugadores, no podrán contener otra leyenda que la denominación de aquel.

TITULO III

DE LOS JUGADORES

CAPITULO I

NORMAS GENERALES

ARTICULO 22.-

Son jugadores aficionados los que practican el fútbol sala por simple afán deportivo, no percibiendo a cambio contraprestación alguna, sin perjuicio de su derecho a ser resarcidos de los gastos que eventualmente puedan efectuar en viajes, estancias u otros derivados de su participación en partidos o entrenamientos, de las cantidades dejadas de percibir por dicha causa o en su ocupación habitual, y de los gastos por razón de estudios.

ARTICULO 23.-

El jugador, al suscribir licencia o convenio por un club, se obliga a participar en todos los partidos y entrenamientos, siempre que unos y otros sean compatibles con los horarios de su ocupación habitual.

No se podrá exigir a un jugador que preste en el club servicios o actividades que no se deriven exclusivamente de su condición como tal.

CAPITULO II

INSCRIPCIÓN DE JUGADORES

ARTICULO 24.-

Los jugadores participantes formalizarán su inscripción, de acuerdo a su edad y condición, en las competiciones oficiales que se organicen conforme a las siguientes categorías:

MASCULINA:

SENIOR:  De 18 años en adelante

VETERANOS: De 30 años en adelante.

DE BASE (*):

JUVENIL: De 16 y 17 años.

CADETE:  De 14 y 15 años

INFANTIL:  De 12 y 13 años.

ALEVIN:  De 10 y 11 años

BENJAMÍN:  De 8 y 9 años

PREBENJAMIN: De 6 y 7 años

FEMENINA:

SENIOR: Sin limitación clara pero siempre a partir de 15 años.

CADETE: De 14 y 15 años

INFANTIL: De 12 y 13 años

(*) Se sobrentiende en todos los casos, años naturales cumplidos al comienzo de la competición que se trate.

ARTICULO 25.-

Los jugadores no pueden poseer simultáneamente ninguna otra clase de licencia propia de la actividad del fútbol sala.

Se exceptúa el caso de que actúen como entrenadores de equipos dependientes del club por el que estén inscriptos, en cuyo supuesto podrán simultanear ambas licencias siempre, desde luego, que posean la pertinente titulación.

ARTICULO 26.-                                                                                     

Los jugadores tienen derecho a las prestaciones de la Mutualidad de Previsión Social, siempre que estén al corriente de sus pagos.

ARTICULO 27.-

Se entiende por inscripción de un jugador su adscripción a un club mediante la formalización de un compromiso que establece de mutuo acuerdo tal relación y vinculación.

La licencia de jugador de fútbol sala es el documento expedido por la Federación correspondiente, que le permite la práctica de tal modalidad como federado, y su alineación en partidos y competiciones oficiales.

Las licencias se formalizarán en el modelo oficial debidamente numerado, que formará un solo cuerpo en el que constará la solicitud y la licencia

Los clubs abonarán a la Federación al inicio de cada temporada y a la presentación de la licencia la cantidad que se establezca en concepto de derechos por las mismas tanto si son de nueva inscripción como en las renovaciones.

ARTICULO 28.-

Serán requisitos necesarios para la inscripción de un jugador:

  1. a) Que firme la licencia al efecto expedida mediante los formularios correspondientes y dentro de las normas y plazos reglamentarios.
  2. b) Que tenga la edad requerida por las disposiciones vigentes al respecto
  3. c) Que posea la carta de baja del club de procedencia, o que hubiera trascurrido dos temporadas deportivas desde su última filiación, o desde la finalización del plazo de duración del último convenio suscrito con el club de procedencia que hubiera sido comunicado inicialmente a la entidad organizadora.
  4. d) En el supuesto de que hubiera estado inscrito con otro club durante la misma temporada deportiva podrá obtener licencia y alinearse con otro club distinto al de origen aún en el caso de que los dos clubs estuvieran adscritos a la misma división y grupo, quedando excluidos de esta posibilidad los jugadores que no hayan suscrito licencia 48 horas antes del inicio de la segunda vuelta, limitándose tal cambio a una sola vez, sea cual fuere el tiempo que actuaron.

Que cumpla cuales quiera otros requisitos que con carácter especial establezcan los órganos de gestión, los reglamentos o las normas de competición.

A los efectos de inscripción y alineación de jugadores la categoría de cada club vendrá determinada por la máxima en la que tuviera derecho de participación cualquiera de sus equipos al inicio de la temporada deportiva.

No se tramitará ninguna licencia de jugador que no presente el D.N.I. o el Pasaporte individual correspondiente, al tiempo de solicitar la inscripción del jugador.

Los jugadores de la categoría de base que no estuvieran provistos de D.N.I. o Pasaporte individual, se les facilitará una licencia provisional por 60 dias naturales siguientes a la solicitud, en cuyo término habrán de aportar el D.N.I. o Pasaporte, con el fin de que le sea concedida la licencia definitiva. En otro caso la licencia provisional caducará, perdiendo todos los derechos que le sean inherentes a la misma.

ARTICULO 29.-

El período de inscripción de jugadores comenzará, cada temporada el día 15 de julio y concluirá el día 16 de mayo del año siguiente.

ARTICULO 30.-

La licencia tendrá una duración de dos temporadas deportivas, salvo acuerdo o convenio que establezca mayor o menor tiempo, que tendrá, en todo caso, que ser comunicado a la Federación al tiempo de diligenciar la licencia.

En las categorías de Base, la duración de la licencia será idéntica al período de duración de su categoría.

En el caso de técnicos, delegados o auxiliares la duración de la licencia será de una temporada deportiva, salvo convenio que establezca mayor tiempo, el cual tendrá que ser comunicado a la Federación al momento de diligenciar la licencia. Igualmente en el caso de los técnicos, delegados y auxiliares, será necesario entregar junto a la licencia deportiva el oportuno contrato de relación entre ambas partes.

ARTICULO 31.-

Los clubs  ostentan el derecho a inscribir en las competiciones oficiales a los jugadores que hayan suscrito licencia con ellos. Este derecho se podrá ejercitar, respecto de jugadores que finalicen en la categoría juvenil, durante la temporada deportiva siguiente a aquella que figura como la última en la licencia suscrita por el jugador, en cuyo caso no será obligatorio que firme la nueva licencia, figurando en la misma “procede de juveniles”. Para la formalización de la licencia será necesario el abono de los derechos económicos que correspondan para cada temporada deportiva, y su presentación en los plazos establecidos para la renovación de licencias.

Serán plenamente válidos y tendrán preferencia sobre la licencia, los pactos o convenios expresos entre club y jugador sobre la duración del vínculo deportivo, siempre y cuando se hubieran comunicado fehacientemente a la entidad organizadora en el plazo de diez días desde que se hubiera otorgado. La existencia de estos pactos no eximirá de la obligación de suscribir la correspondiente licencia, la cual tendrá todos sus efectos excepto los relativos al plazo de duración del vínculo deportivo.

ARTICULO 32.-

La negativa de un jugador a respetar los plazos de duración de la licencia y derechos de inscripción o de convenio, o a participar en encuentros oficiales, no comportará la perdida del derecho del club a inscribirlo en las siguientes temporadas en que ostente los derechos sobre él.

En este supuesto, si el club notificara esta situación de rebeldía a la entidad organizadora, esta determinará si el jugador es o no computable en el número máximo o mínimo de jugadores de equipo.

ARTICULO 33.-

No serán válidas las solicitudes de licencia incompletas, defectuosas o enmendadas, o que adolezcan de cualquier otro vicio, ni tampoco aquellas fotografías que ofrezcan dudas sobre la identidad del interesado.

Cuando se devuelvan las que contengan esta clase de deficiencias se hará expresa mención de las mismas, al objeto de que el club formalice una nueva subsanando los defectos advertidos.

ARTICULO 34.-

Corresponde a los clubs la plena responsabilidad en cuanto a las consecuencias que pudieran derivarse de no haberse presentado las demandas de licencias en debida forma.

La convalidación de una licencia defectuosa, después de subsanados sus eventuales vicios, otorga plena validez a aquella, con efectos desde la expedición de la originaria.

La falta de veracidad de los datos que deben consignarse en las solicitudes de licencia, serán sancionados en la forma que determine el reglamento disciplinario

CAPITULO III

DERECHOS DE OPCION Y FORMACIÓN

ARTICULO 35.-

Cuando un club quiera suscribir licencia con un jugador procedente de otro club que ya hubiese cumplido la edad de veintitrés años y que no disponga de la carta de baja, podrá efectuar una vez finalizada la temporada oficial, documento de oferta por el jugador en concreto, que deberá ser depositado en la entidad expedidora de las licencias (Federación Gallega de Fútbol Sala).

La oferta deberá ser presentada debidamente suscrita por el jugador y por el club ofertante entre el 1 y el 31 de julio de cada año, y solo se podrá presentar una oferta por jugador y temporada.

El documento de oferta recogerá detalladamente todos los aspectos esenciales del acuerdo, especialmente su duración, así como todos aquellos que puedan ser objeto de valoración económica y que supongan ingresos para el jugador o asunción de sus gastos por el club.

ARTICULO 36.-

Una vez presentado el documento de oferta, se remitirá al club de origen al día siguiente para que, dentro de un plazo improrrogable de diez días a contar desde el siguiente al de su notificación, manifiesta si desea ejercer el derecho de opción sobre el jugador.

ARTICULO 37.-

El ejercicio del derecho de opción obligará al club de origen a satisfacer prestaciones iguales a las que figuren en el documento de oferta, así como a respetar las demás condiciones de éste.

ARTICULO 38.-

Si el club de origen presenta un documento de opción en los términos anteriormente expuestos, el jugador continuará vinculado al club. En el plazo de treinta días deberá formalizar nueva licencia.

Si el club de origen renuncia a ejercer el derecho de opción o no lo efectúa dentro del plazo señalado, el jugador podrá suscribir licencia por el club ofertante, que deberá ser presentada en un plazo no superior a los veinte días contados a partir de la renuncia o expiración del término concedido para ejercitar el derecho de opción.

ARTICULO 39.-

En el supuesto del último párrafo del artículo anterior, el club de origen tendrá derecho a una indemnización por gastos de formación, que deberá ser abonada previamente a la formalización de la licencia, por el club de destino. Los criterios para determinar la indemnización son los siguientes:

  1. a) El importe de la indemnización será el promedio entre el importe de los ingresos económicos percibidos por el jugador durante el último año en el club de origen y la media anual de los ingresos de la oferta económica que reciba del club que pretende sus servicios. Para el cálculo de la indemnización se incluirán todas aquellas partidas o conceptos que tengan valoración económica, sea cual sea su forma de pago, y sean ingresos o asunción de gastos.
  2. b) Sobre la base calculadora según el apartado anterior se aplicarán los siguientes índices correctores:

1) Si el jugador hubiese permanecido una temporada en el club de origen , la indemnización a percibir será del 50% de la base.

2) Por cada temporada más de permanencia en el club de origen, la indemnización a percibir se incrementará en un 25% de la base hasta un máximo de un 1505 de la misma.

3) La indemnización, en cualquier caso, no podrá ser inferior a las cantidades que al efecto fije el Pleno Federativo o Asamblea General de la Federación Autonómica correspondiente.

ARTICULO 40.-

Un documento de oferta solo podrá ser presentado y retirado con el consentimiento del club ofertante y del jugador.

La parte que no cumpla las condiciones de oferta o no formalice la licencia abonará a la otra el importe de los ingresos del primer año de la oferta en concepto de indemnización por daños y perjuicios.

ARTICULO 41.-

Asimismo un documento de opción tan solo podrá ser retirado con el consentimiento conjunto del club ofertante, del club de origen y del jugador.

El incumplimiento de la opción ejercitada comportará la misma indemnización referida en el artículo anterior y deberá abonarse por el club que la incumpla a quien resulte perjudicado.

ARTICULO 42.-

El procedimiento material que deberán utilizar los clubs para ejercitar los derechos descritos en los artículos anteriores será determinado por los órganos de gestión deportiva.

CAPITULO IV

EFECTOS DE LA INSCRIPCIÓN

ARTICULO 43.-

Las licencias y formularios de inscripción de jugadores perderán su validez y no serán admitidos si se presentan habiendo trascurrido más de treinta días desde que fueren suscritos por el jugador.

ARTICULO 44.-

Una vez suscripta la solicitud de inscripción, el jugador deberá someterse al reconocimiento médico que proceda, a fin de declararlo apto para la práctica del fútbol sala, el cual deberá ser efectuado anualmente.

Su negativa a cumplir aquel requisito no le eximirá en ningún caso de las obligaciones contraídas como consecuencia de aquella solicitud.

En las licencias deberá quedar reflejada la fecha de caducidad del reconocimiento médico.

ARTICULO 45.-

Para diligenciar cualquier licencia será requisito imprescindible presentar originales de la solicitud y de los documentos que se acompañen, o fotocopia legitimada o cotejada de estos que acrediten las diferentes circunstancias referidas en dicha licencia. El documento acreditativo de la identidad del interesado se presentará mediante la fotocopia del D. N. I. O Pasaporte individual y el original para su compulsa.

El órgano de gestión competente despachará las licencias cuya documentación se ajuste a las normas reglamentarias y rechazará  todas las solicitudes incompletas, defectuosas, o enmendadas, así como aquellas que ofrezcan dudas sobre la identidad del interesado.

Ningún jugador podrá ser alineado en ningún encuentro oficial sin la correspondiente licencia o sin autorización expresa y escrita otorgada a tal fin por el órgano de gestión competente, quedando en caso contrario sujeto a las sanciones que al efecto marcase el Reglamento de Disciplina Deportiva. Se entenderá como presentada en forma, la licencia enviada a través de fax o correo certificado.

En el supuesto de que el club no presente licencia, se permitirá la alineación del jugador previa presentación del D. N. I., y la consiguiente firma del jugador en el acta del partido.

ARTICULO 46.-

Corresponde a los clubs la plena responsabilidad en cuanto a las consecuencias que pudieran derivarse de no haberse presentado las solicitudes de licencia en debida forma y, por tanto, el despacho de una licencia nunca convalida la inscripción del jugador si la solicitud adolece de vicio de nulidad. No obstante, cuando se estime la ausencia de mala fe por parte del club, este quedará exento de responsabilidad, manteniéndose la nulidad de la inscripción.

La convalidación de una inscripción defectuosa, después de subsanados los eventuales vicios, otorga plena validez a aquella, con efectos desde la expedición de la originaria.

La falta de veracidad  de los datos que deben consignarse en las solicitudes de licencia, serán sancionadas en la forma que determine el reglamento disciplinario.

ARTICULO 47.-

La primera inscripción de un jugador se efectuará por el club que desee; las sucesivas, se ajustarán a las disposiciones de este reglamento.

ARTICULO 48.-

  1. a) Ninguna persona física podrá suscribir a la vez licencia como jugador, técnico, auxiliar, delegado, directivo o árbitro.
  2. b) Los jugadores solo podrán suscribir y obtener solicitud de inscripción por un club salvo las excepciones reglamentarias.
  3. c) El que habiendo formalizado solicitud presente una nueva por otro, tanto de jugador como de entrenador, delegado, auxiliar, etc., incurrirá en duplicidad que se resolverá conforme a los establecido en el reglamento disciplinario.
  4. d) La duplicidad de licencia solamente podrá solicitarse en el caso de jugadores con titulación de entrenadores y con autorización del Presidente del club, podrán entrenar equipos de fútbol sala base.

ARTICULO 49.-

Los jugadores inscritos a favor de un club no podrán jugar ni entrenarse en equipos de otro, salvo que aquel otorgue su autorización expresa.

Del incumplimiento de esta disposición serán responsables tanto el jugador como el club en el que indebidamente intervenga.

Los clubs no podrán efectuar ningún tipo de gestión con jugadores con licencia en vigor por otro club, hasta que no haya finalizado su compromiso anterior.

ARTICULO 50.-

En caso de fusión de dos o mas clubs, o en el caso de cambio de domicilio de un club a una distancia superior a veinticinco kilómetros del lugar de origen, los jugadores inscritos por cualquiera de ellos quedará en libertad de continuar o no en el club resultante de la fusión o en el nuevo domicilio, opción que podrá ejercer en el plazo de quince días desde la fecha que aquella les haya sido notificada fehacientemente   por los clubs interesados mediante traslado literal del presente artículo. El incumplimiento de esta obligación no enervará el derecho de opción del jugador.

Los que en el indicado término no hubiesen manifestado su deseo de cambiar de club, quedarán adscritos al nuevo club o nuevo domicilio, y deberán formalizar licencia por éste, que se subrogará en los derechos y obligaciones del anterior al que el interesado perteneciese.

ARTICULO 51.-

Los clubs podrán tener inscritos un número ilimitado de jugadores por cada uno de los equipos inscritos en las distintas divisiones.

Los clubs de categorías base podrán tramitar hasta un máximo de quince licencias de jugador por temporada.

Los clubs deberán tener inscritos desde antes del inicio de la competición y durante toda ella, como mínimo, ocho jugadores en los equipos que participen en las competiciones organizadas por la Federación Gallega de Fútbol Sala.

 

CAPITULO V

ALINEACIÓN  DE  JUGADORES

ARTICULO 52.-

Para que un jugador pueda alinearse por un club en un partido de competición se requiere:

  1. a) Que se halle reglamentariamente inscrito y en posesión de licencia a favor del club del que se trate o en su defecto, que teniendo presentada en forma su solicitud de inscripción, hubiera sido reglamentariamente autorizado, cumpliéndose , en uno y otro caso, las disposiciones legales vigentes.
  2. b) Que, la inscripción, o la autorización, en su caso, se produzca dentro de los períodos establecidos a tal fin, y desde luego por lo menos con cuarenta y ocho horas de antelación a la fecha prevista  para el partido en cuestión. No podrán alinearse jugadores de nueva inscripción en las cuatro últimas jornadas de la competición de que se trate. A estos efectos no se computarán las jornadas disputadas por sistema de play offs en las que no podrán alinearse jugadores de nueva inscripción. Si la competición se disputara por eliminatorias, en cada una de estas sólo podrán alinearse los jugadores inscritos antes de las cuarenta y ocho horas anteriores al primer partido de cada eliminatoria.

Si la competición constara de cuatro o menos partidos, sólo podrán intervenir los jugadores inscritos con cuarenta y ocho horas de antelación al primero de ellos.

Una competición que se celebre por fases, no podrá ser considerada como    dos competiciones diferentes.

  1. c) Que la edad sea la requerida por las disposiciones vigentes al respecto.
  2. d) Que haya sido declarado apto para la práctica deportiva previo dictamen facultativo.
  3. e) Los jugadores durante la misma temporada podrán obtener licencia y alinearse con otro club distinto al de origen , siempre que su vinculo o compromiso con el primero se hubiera cancelado.

Tal derecho lo será sin limitación alguna cuando el club de origen y el nuevo estén adscritos a división distinta , o incluso siendo la misma a grupos diferentes.

Si los dos equipos estuvieran adscritos a la misma división y grupo, quedarán excluidos de esta posibilidad aquellos jugadores que no hayan suscrito licencia cuarenta y ocho horas antes del inicio de la segunda vuelta, limitándose tal cambio a una sola vez, sea cual fuere el tiempo que actuaron.

  1. f) Los jugadores aficionados de los equipos filiales o dependientes que cumplan veintitrés años después del inicio de la temporada podrán participar con los equipos patrocinadores sin limite de partidos para retornar al filial.
  2. g) Los jugadores de las categorías base y juvenil podrán participar con los equipos de superior categoría sin límite de partidos. 
  3. h) Que no se encuentre sujeto a sanción disciplinaria.
  4. i) Que no se encuentre en situación de baja sanitaria.
  5. j) Que cumpla cualesquiera otros requisitos que con carácter especial hubiera establecido la entidad organizadora.

ARTICULO 53.-

Un jugador que hubiera intervenido en partidos oficiales de su club, se inscriba por otro en el trascurso de la misma temporada, y haya actuado en este, no podrá alinearse por el de origen hasta que trascurra un año, a partir del día de la cancelación de la licencia con él.

Se exceptúa de esta norma a los jugadores que no hubieran cumplido veintitrés años al inicio de la temporada, los cuales podrán regresar al club de origen al inicio de la temporada deportiva siguiente.

ARTICULO 54.-

A todos los efectos, se considera jugador alineado a aquel que además de estar incluido en el acta del partido, haya participado activamente en el desarrollo del encuentro.

ARTICULO 55.-

Del mismo modo,  los Delegados, Entrenadores, Monitores y Técnicos auxiliares, deberán tener formalizada y tramitada su correspondiente licencia, con el mismo fin, no pudiendo suscribirse en duplicidad con otra función deportiva. Para cambiar su condición deportiva precisa la baja anterior como técnico.

ARTICULO 56.-

Las categorías de fútbol sala base delimitan la edad de sus participantes para la suscripción de licencias “J”, “C”, “I”, “A”, “PB”, “CF” y “IF”, que le corresponden, debiendo utilizarse los impresos correspondientes a la edad del titular al que acreditan.

Los clubs con diversos equipos de base, en una o más categorías deberán formalizar licencia federativa independiente para cada jugador, correspondiendo utilizarla para alinear al jugador en el equipo de su propia categoría y en los de la inmediata superior.

En los encuentros de categoría senior femenina podrán incluirse licencias “JF” y “CF”.

CAPITULO VI

BAJAS DE JUGADORES

ARTICULO 57.-

  1. a) Son causa de la cancelación de las inscripciones de los jugadores las siguientes:

1) Baja concedida por el club

2) Imposibilidad total permanente del jugador para actuar

3) No intervenir el club en competición oficial, o retirarse de aquella en la que participe.

4) Baja del club por disolución o expulsión.

5) Acuerdo adoptado por los órganos competentes.

6) Fusión o cambio de domicilio de clubs, previos los requisitos previstos al efecto en este reglamento.

7) No ejercitar el club el derecho de opción preferente previsto en el presente reglamento.

8) Cualquier otra causa que reglamentariamente se determine, no incluido en los anteriores

  1. b) En cualquier caso, la cancelación de la inscripción tendrá como efecto la anulación de la correspondiente licencia.

ARTICULO 58.-

El documento en cuya virtud se otorgue la baja aun jugador, resuelve todo vínculo entre éste y el club, permitiendo al primero inscribirse por el club que desee, tanto del lugar de su actual residencia como de otro.

Este documento no podrá contener plazo o condición ninguna que limite su plena y absoluta efectividad.

ARTICULO 59.-

Las bajas de jugadores deberán extenderse por triplicado, en papel oficial del club que lo emita, con el número y sello de este, el número del D.N.I. del jugador, la fecha de su formalización y firma del Secretario del club, con el Vº Bº del Presidente.

Un ejemplar se entregará a la entidad  organizadora en el plazo de los siete días siguientes  a su firma, otro inmediatamente al jugador y el tercero quedará en poder del club.

Cualquiera de estos tres ejemplares tendrá plena validez por si mismo y surtirá efectos ante la entidad organizadora para la suscripción por el jugador de nueva licencia por otro club.

Igualmente, se deberá formalizar por escrito, suscrito por todos los clubs y jugadores interesados, las cesiones temporales de derechos deportivos, las cuales tendrán eficacia solo a partir de su comunicación fehacientemente a la entidad organizadora.

ARTICULO 60.-

El club que rescinda unilateralmente o incumpla el convenio que le vinculaba a un jugador, perderá los derechos que sobre el mismo pudiera tener, sin que ello le exima de cumplir con las obligaciones que tuviera pendientes con él.

CAPITULO VII

JUGADORES EXTANJEROS

ARTICULO 61.-

Los jugadores extranjeros tendrán los mismos derechos y obligaciones que los jugadores españoles, con las excepciones previstas en el presente reglamento.

A los efectos, tendrán la consideración de jugadores españoles aquellos que ostenten la nacionalidad española, de origen, o que la posean sin ser de origen, de jugadores comunitarios aquellos que sean nacionales de algún estado de la Unión Europea, y de jugadores extranjeros aquellos que no ostenten de modo alguno la nacionalidad española, ni la de otro estado miembro de la Unión Europea.

ARTICULO 62.-

Las bases y normas de cada categoría o competición determinarán el número de jugadores  extranjeros que podrán participar en ellas por cada club y por cada equipo, así como los requisitos para su inscripción.

No habrá limitación alguna para la inscripción y/o alineación de jugadores comunitarios.

ARTICULO 63.-

No se reconoce ni se admite la condición de apartidas ni oriundos.

Los deportistas sujetos a tratados de doble nacionalidad están facultados lógicamente, para hacer uso de aquella que a sus intereses convenga.

TITULO  IV

ENTRENADORES, TÉCNICOS Y AUXILIARES

CAPITULO I

NORMAS GENERALES

ARTICULO 64.-

Son entrenadores, técnicos y auxiliares todas aquellas personas que habiendo obtenido el correspondiente título y formalizado su afiliación, posean la aptitud reglamentaria para entrenar y dirigir física o técnicamente  a los jugadores y equipos, o para desempeñar funciones de colaboración a los mismos efectos.

Se regirán por las normas contenidas en el presente título y, en lo no previsto, por las normas correspondientes a los jugadores en todo aquello que sea de aplicación a sus especiales características.

CAPITULO II

INSCRIPCION

ARTICULO 65.-

Serán requisitos necesarios para la inscripción de un entrenador, técnico o auxiliar:

  1. a) Que suscriba licencia al efecto expedida mediante los formularios correspondientes y dentro de las normas y plazos reglamentarios, abonando al inicio de la temporada la cantidad que se establezca en concepto de derechos por la licencia.
  2. b) Que posea la carta de baja del club de procedencia o que haya sido dado de baja por dicho club.
  3. c) En el supuesto de que haya estado inscrito por otro club durante la misma temporada deportiva, que cumpla los mismos requisitos de un jugador.
  4. d) Acreditar que esta en posesión de la titulación correspondiente.
  5. e) Que se cumplan cualesquiera otros requisitos que con carácter especial establezcan los órganos de gestión, los reglamentos o las normas de competición.

ARTICULO 66.-

El período de inscripción comenzará, cada temporada, el día 15 de julio y finalizará el día 16 de mayo del año siguiente.

ARTICULO 67.-

Los clubs ostentan el derecho  a inscribir en las competiciones oficiales a los entrenadores, técnicos y auxiliares que hayan suscrito licencia con ellos, la cual tendrá una vigencia de una temporada.

Serán plenamente válidos y tendrán preferencia sobre la licencia, los pactos o convenios expresos entre club y entrenadores, técnicos y auxiliares sobre la duración del vínculo deportivo, siempre y cuando se hubiera comunicado fehacientemente a la entidad organizadora en el plazo de diez días desde que se hubieran otorgado.

La existencia de estos pactos no eximirá de la obligación de suscribir la correspondiente licencia, la cual tendrá todos sus efectos excepto los relativos al plazo de duración del vínculo deportivo.

ARTICULO 68.-

Las licencias y formularios de inscripción perderán su validez y no serán admitidos si se presentan habiendo trascurrido mas de treinta días desde que fueron suscritos.

ARTICULO 69.-

El órgano de gestión competente despachará las licencias cuya documentación se ajuste a las normas reglamentarias y rechazará todas las demandas de inscripción que se adviertan incompletas, defectuosas o enmendadas, así como aquellas que ofrezcan dudas sobre la identidad del interesado.

Ningún entrenador, técnico o auxiliar podrá participar en ningún partido oficial  sin la correspondiente licencia o sin autorización expresa y escrita otorgada a tal fin por el órgano de gestión competente, quedando en caso contrario sujeto a las sanciones que al efecto marcase el reglamento de disciplina deportiva.

En el supuesto de que el club no presente licencia, se permitirá la participación del técnico o auxiliar previa presentación del D. N. I., y la consiguiente firma de este en el acta del partido.

  

TITULO  V

DESARROLLO DE LAS COMPETICIONES

CAPITULO I

NORMAS GENERALES

ARTICULO 70.-

La temporada oficial se iniciaré el día 1 de julio de cada año y finalizará el día 30 de junio del año siguiente, sin perjuicio de las peculiaridades propias de cada competición.

ARTICULO 71.-

En caso de fuerza mayor o circunstancias excepcionales, se podrá suspender total o parcialmente las competiciones, así como prorrogar o reducir los periodos de inscripciones, dándose cuenta de todo ello e la Asamblea General.

ARTICULO 72.-

Los clubs están obligados a participar  en todos los encuentros de las competiciones oficiales en las que se hayan inscrito con el primer equipo que corresponda para cada categoría y división.

Se considera a estos efectos primer equipo de cada categoría y división, aquel que tenga en disposición de alinear en cada encuentro como mínimo cinco jugadores que tengan suscrita licencia con ese equipo y que a su vez fueran habituales en la alineación del mismo.

ARTICULO 73.-

Para asegurarse el cumplimiento de las obligaciones derivadas de la participación de los clubs en las competiciones oficiales, se podrán establecer garantías de carácter general o exigirlas, con carácter especial, a determinados clubs.

Tales garantías podrán ser:

  1. a) El deposito de una cantidad que cubra las responsabilidades en que pudieran incurrir.
  2. b) El deposito de un aval o fianza emitido por una entidad de crédito.
  3. c) La imposición, a los clubs visitados, de la obligación de pagar previamente a los visitantes los gastos de desplazamiento.

ARTICULO 74.-

Para fijar los gastos de desplazamiento de un equipo en cualquier caso en que corresponda alinearlos, se tendrá en cuenta un máximo de quince personas y el coste medio de los trasportes y hoteles.

ARTICULO 75.-

  1. a) Todo club podrá solicitar la baja de la competición en que participe y que por su categoría o división le corresponda, participar en una división inferior a la que venía haciéndolo, renunciar a participar en una división superior habiendo adquirido el derecho por medio de ascenso deportivo, o causar una vacante a resultas de una fusión, siempre y cuando lo comunique fehacientemente a la entidad organizadora antes del final de la temporada deportiva anterior, con las siguientes consecuencias:

1) Si la comunicación se efectúa dentro del plazo previsto anteriormente, se aceptará la baja voluntaria o renuncia, permitiendo al club participar en división inferior o mantener la antigua, y se cubrirá la plaza vacante según las normas establecidas.

2) Si la comunicación se efectuara fuera del plazo previsto anteriormente, o se procediera a la baja o expulsión disciplinaria de algún club, la entidad organizadora decidirá si las plazas vacantes se consideran dentro de las plazas previstas originariamente como descensos, si son consideradas como descensos a incrementar a los previstos, o si se cubren de acuerdo con las normas establecidas.

En este caso el club quedará sujeto a las responsabilidades por perjuicios a terceros o a la entidad organizadora en que pudiera haber incurrido, especialmente en el supuesto de que no se pudiera cubrir su baja. Asimismo, dicho club solo podrá participar en la competición que corresponda a dos divisiones inferiores, siempre y cuando estuviera al corriente de las obligaciones económicas generadas y derivadas de su participación en la anterior división, y no podrá ascender a una división inmediata superior antes del trascurso de dos temporadas deportivas.

  1. b) Cuando se produzcan vacantes, tendrán derecho a ellas por este orden:

1) Los equipos correlativamente mejor clasificados de la división inmediata inferior, con carácter excluyente entre ellos, y hasta un máximo de cinco equipos.

A estos efectos en el supuesto de que no se pudiese establecer una clasificación por existir diversos grupos o clasificaciones, se efectuará la clasificación entre los equipos en función del mayor cociente resultante entre el número de puntos obtenidos y los encuentros jugados por dichos equipos en la temporada anterior.

2) En su defecto, o en el supuesto de que no hubiese sido posible determinar una clasificación deportiva de los clubs de la división inferior, los descendidos de la misma división, por orden de mejor clasificación.

  1. c) La existencia de plazas vacantes se comunicará a todos los clubs con expectativa de derecho a ellas, el día siguiente de haberse conocido.
  2. d) Los clubs interesados deberán manifestar su intención de aceptar la plaza en un período de diez días naturales desde la notificación, y en todo caso en los treinta primeros días de la temporada deportiva.
  3. e) Las plazas se adjudicarán de acuerdo a las normas establecidas en el apartado b.
  4. f) Trascurridos los días señalados en el apartado d, sin poderse adjudicar las plazas, se amortizan con cargo a los descensos originariamente previstos.

ARTICULO 76.-

La retrasmisión en directo o diferido por cualquier medio de comunicación de cualquier partido, deberá ser autorizada por los órganos de gestión de la competición a la que corresponda.

ARTICULO 77.-

Los clubs podrán celebrar toda clase de partidos amistosos siempre que obtengan la pertinente autorización, si procediera, de la Federación Gallega de Fútbol  Sala.

ARTICULO 78.-

Los clubs que se desplacen para celebrar partidos  de competición, no podrán celebrar partidos amistosos durante las veinticuatro horas anteriores a los mismos, salvo autorización expresa.

CAPITULO II

CANCHAS DE JUEGO

ARTICULO 79.-

Los partidos oficiales se celebrarán en pabellones polideportivos que reúnan las condiciones fijadas en el presente reglamento.

ARTICULO 80.-

La cancha de juego deberá ser un rectángulo de superficie plana y horizontal, ajustado a las medidas que determinan las reglas de juego. Asimismo se estará a lo previsto en las mismas en lo que se refiere a señalización del campo, áreas de penalti, postes, largueros de las porterías y redes de las mismas.

ARTICULO 81.-

Los pabellones deberán poseer:

  1. a) Medios fijos de separación entre el recinto de juego y el público asistente.
  2. b) Un paso destinado exclusivamente para la entrada y salida de  jugadores, árbitros, entrenadores y auxiliares, dispuesto de modo que transiten separadamente del público, y debidamente protegido.
  3. c) El recinto de la cancha comprendida dentro de la valla interior no podrá ser utilizado para el acceso a las localidades.
  4. d) Un marcador electrónico de tiempo de juego y tanteo, con paro parcial y continuación, con señal acústica para las paralizaciones del juego, situado de forma que sea visible desde la mesa del anotador.
  5. e) Suelo de parquet, caucho, madera, linóleo o cemento liso.
  6. f) Vestuarios independientes para cada equipo y para los árbitros, con duchas y lavabos de agua caliente y fría con sanitarios.
  7. g) Las canchas contarán con una distancia de seguridad de un metro libre de obstáculos desde las líneas que delimitan el terreno de juego a la pared.
  8. h) Los banquillos de suplentes y técnicos deberán estar en la línea lateral del campo y en la más alejada del público, a ambos lados de la mesa  de anotadores.

ARTICULO 82.-

Los clubs están obligados a informar sobre el cumplimiento de las anteriores condiciones de los terrenos de juego donde se celebren sus encuentros.

ARTICULO 83.-

Los clubs tienen la obligación de mantener los terrenos de juego debida y reglamentariamente acondicionados y señalizados para la celebración de partidos, absteniéndose de alterar sus condiciones naturales.

En caso de que las mismas se hubieran modificado por causa o accidente fortuito, con notorio perjuicio para el desarrollo del juego, deberán proceder a su arreglo y acondicionamiento.

Durante el trascurso de la temporada, queda prohibido alterar las medidas del rectángulo de juego declaradas al principio de la misma.

ARTICULO 84.-

El órgano de gestión de las competiciones, las personas que designe en su representación o los componentes del equipo arbitral que dirigen los partidos inspeccionaran al inicio o durante la temporada deportiva los recintos de juego, al objeto de comprobar si poseen las condiciones requeridas por el presente reglamento, elaborando el correspondiente informe al efecto.

Si de dichos  reconocimientos o inspección resultara la existencia de deficiencias, el club titular será requerido para que las subsane en el plazo de quince días naturales.

Si no lo hiciere en dicho plazo, además de dar traslado de ello al Juez de Competición para que imponga en su caso la sanción correspondiente según el Reglamento Disciplinario, se otorgará al club un nuevo y último plazo de idéntica duración para proceder a la subsanación. Trascurrido este sin haberla realizado, se acordará que no podrán celebrarse partidos de competición oficial en dicho terreno hasta la pertinente adecuación reglamentaria.

ARTICULO 85.-

Además de las inspecciones de oficio a que se refiere el artículo anterior, podrán practicarse otras a requerimiento de parte. En este supuesto, las diligencias de comprobación deberán efectuarse en los quince días siguientes al de la denuncia, abonando los gastos  que ello origine el titular de la cancha, si aquella fuera cierta, o el requirente, si no lo fuese.

CAPITULO III

COMPETICIONES

ARTICULO 86.-

Las competiciones se clasifican en:

  1. a) Según el sistema de juego, por eliminatoria o por puntos.
  2. b) Según su orden, dentro de las de igual sistema y carácter en tantas divisiones o categorías como se establezcan.

En ningún caso podrán considerarse equipos mixtos, ni enfrentarse entre si los integrados por jugadores de distinto sexo, salvo en las categorías de pre-benjamín, benjamín y alevín.

ARTICULO 87.-

Cuando en una competición por puntos, de la misma categoría o división, el número elevado de los equipos concurrentes lo aconsejara, estos se dividirán en dos o más grupos.

ARTICULO 88.-

  1. a) Las competiciones por eliminatorias podrán jugarse a partido único o a doble partido.
  2. b) Las que lo sean por puntos, se jugarán a doble vuelta, todos contra todos, salvo las excepciones en las que se determine expresamente.

ARTICULO 89.-

En el caso de incomparecencia de un equipo, al club al que pertenezca se le aplicará la sanción establecida en le presente normativa.

A la tercera incomparecencia de un club en una misma temporada, será dado de baja en la competición en que participe, con la perdida de la fianza depositada y de todos sus derechos sobre la misma.

ARTICULO 90.-

 Las competiciones de fútbol sala se celebrarán por dos sistemas:

Sistema de liga o por puntos, y sistema de copa o por eliminatorias.

ARTICULO 91.-

En las competiciones que se desarrollen por el sistema de puntos, la clasificación final se establecerá con arreglo a los resultados obtenidos por cada uno de los clubs contendientes, a razón de tres puntos por partido ganado, un punto por partido empatado y cero puntos por partido perdido.

ARTICULO 92.-

El equipo que haya marcado mayor número de goles  válidos que el contrario, se le dará como ganador del partido y se le anotarán tres puntos en la clasificación general.

ARTICULO 93.-

El equipo que haya marcado menor número de goles válidos se le dará como perdedor y no sumará ningún punto en su clasificación  general.

ARTICULO 94.-

Si ambos equipos han marcado el mismo número de goles válidos durante el partido, el mismo se dará como empatado y ambos equipos sumarán un punto en su clasificación  general.

ARTICULO 95.-

Si el partido se suspendiese, no se celebrase o aplazase, a efectos de puntuación, se aplicará lo establecido en el Capitulo IV del presente titulo. En último término, será el Juez de Competición quien decida sobre el reparto de puntos.

ARTICULO 96.-

En los sistemas de liga para saber el equipo campeón así como la ordenación del resto de los equipos, a efectos de ascensos y descensos, se establecerá una clasificación general en la que figuren en primer lugar el equipo que haya conseguido mayor número de puntos. A continuación y en orden descendente, los que hayan sumado menor número de puntos, de tal forma que siempre corresponda un lugar más alto en la clasificación al equipo que haya sumado más puntos.

ARTICULO 97.-

  1. a) Si en una clasificación por puntos se produce empate entre dos clubs, este se resolverá:

1) Por la mayor diferencia de goles a favor, sumados los pro y en contra, según los resultados de los partidos jugados exclusivamente entre ellos.

2) Por la mayor diferencia de goles a favor, pero teniendo en cuenta todos los  obtenidos y recibidos en el trascurso de la competición

3) Por el mayor coeficiente de goles resultante de la división de los goles a favor y en contra obtenidos y recibidos en el trascurso de la competición obtenidos y recibidos en el trascurso de la competición

4) De ser idéntica la diferencia, resultará campeón el que hubiese marcado más goles.

  1. b) Si el empate es entre más de dos clubs este se resolverá:

1) Por la puntuación que les corresponda a tenor de los resultados obtenidos en los partidos entre ellos, como si los demás no hubiesen jugado.

2) Por la mayor diferencia de goles a favor y en contra considerados únicamente los partidos jugados entre ellos por los equipos empatados.

3) Por la mayor diferencia de goles a favor y en contra, en todos los partidos de la competición, y, siendo aquella idéntica, a favor del club que hubiese marcado más.

4) Por el mejor coeficiente general resultante de la división de los goles a favor y en contra obtenidos y recibidos en el trascurso de la competición obtenidos y recibidos en el trascurso de la competición.

5) Por el mayor número de goles a favor conseguido a lo largo de la competición

  1. c) Las normas anteriores se aplicaran por orden y carácter eliminatorio, de tal suerte que si una de ellas resolviese el empate de alguno de los clubs implicados, este quedaría excluido, aplicándose a los que restan las que correspondan, según su número sea de dos o más.
  2. d) En el supuesto de que la igualdad no se resuelva con las disposiciones previstas en el presente artículo, se jugará un partido de desempate en la fecha, cancha y hora que el Juez de Competición designe
  3. e) En las competiciones por fases se aplicará este artículo en cada una de las fases independientes.

ARTICULO 98.-

A efectos de desempate en la clasificación general de la competiciones de liga, cuando uno de los equipos empatados a puntos hubiera sido sancionado por alineación indebida, incomparecencia, retirada del equipo o pérdida de un partido por inferioridad numérica, una sola de estas circunstancias decidirá  la exclusión de este grupo al equipo sancionado, quedando en el último lugar de este grupo y sin que el resultado de los partidos en que hubiera intervenido influyan en las clasificaciones del resto de los equipos igualados a puntos.

ARTICULO 99.-

El orden definitivo de la clasificación final de la competición determinará en los primeros y últimos puestos los ascensos, y descensos de clubs, en relación a la temporada siguiente, dispuestos estos por la Federación Gallega de Fútbol Sala  al comienzo de cada temporada.

Los clubs descendidos al final de temporada por descalificación, retirado de la competición durante el trascurso de la misma o por razones de carácter disciplinario, además de perder todos sus derechos, descenderán a la última división que por su categoría corresponda.

ARTICULO 100.-

Los clubs descendidos de forma ordinaria de las categorías nacionales quedarán integrados en la división superior de nivel inmediato regional o provincial y bajo la responsabilidad técnica de la Federación Gallega de Fútbol Sala.

Los descensos de clubs de categoría nacional a las regionales, repercutirán en los descensos de las divisiones inmediatas inferiores, en número idéntico a los citados descensos.

Los descensos de los clubs de nivel regional y provincial repercutirán progresivamente en las restantes divisiones inferiores, hasta asumir los puestos o plazas de equipos excedentes, originados por los citados descensos.

En caso de igualdad de derechos de ascenso o descenso, en orden a las clasificaciones de los clubs, se procederá a dilucidar cualquier caso mediante encuentros eliminatorios entre los implicados.

ARTICULO 101.-

 Si un club se retirase, fuese expulsado o fuese sancionado con descenso en el nivel competitivo y la competición en la que participase se hubiera iniciado y se viniera disputando por puntos, se anularán y dejarán sin efecto los partidos disputados por dicho club a efectos de clasificación, no adjudicándose ni los puntos ni los goles de los mismos a ningún equipo.

Tal circunstancia se llevará a cabo tanto si la retirada es en la primera vuelta como si lo fuese en la segunda de la competición.

ARTICULO 102.-

  1. a) En las competiciones por eliminatorias, se tendrá como vencedor de cada una de ellas al equipo que haya obtenido  mayor número de goles  a favor, computándose los conseguidos en los dos partidos, si fuera a doble partido.
  2. b) En caso de empate, se estará a lo dispuesto en las bases de competición de que se trate y, si no hay nada establecido al efecto, se declarará vencedor al club que haya marcado mas goles en la pista del contrario, de no resolverse de este modo se prolongará el partido en diez minutos, en dos partes de cinco minutos cada una, sin descanso, con sorteo previo para la elección de campo.
  3. c) Si finalizada la prorroga no se resolviera la igualdad  se procederá a una serie de lanzamientos desde el punto de penalti, de tres cada equipo, alternándose uno y otro en la ejecución de aquellos, previo sorteo para designar quien comienza y debiendo intervenir jugadores distintos ante una portería común. El equipo que consiga más goles será declarado vencedor.
  4. d) Si ambos equipos obtienen el mismo número de goles proseguirán los lanzamientos, en idéntico orden, realizando uno cada equipo, por jugadores diferentes a los que intervinieron en la serie anterior, hasta que, habiendo efectuado ambos el mismo número , uno de ellos haya marcado un tanto más.
  5. e) Podrán intervenir en los lanzamientos de penalti, todos los jugadores inscritos en el acta que no hayan sido expulsados, descalificados o retirados del juego. Cualquier jugador podrá sustituir en cualquier momento al portero.
  6. f) El orden de lanzamientos será el siguiente:

1) Tres jugadores libremente designados entre los que se encontraban en pista en el momento de finalizar el partido.

2) A continuación el resto de jugadores que se encontraban en la pista incluido el portero

3) El resto de jugadores inscritos en acta.

4) En el momento en que por uno de uno de los equipos hubieran efectuado lanzamientos todos los jugadores inscritos en acta, ambos equipos podrán decidir libremente los siguientes lanzadores.

  1. g) En las competiciones por eliminatorias por el sistema de “play off” se estará a lo dispuesto en las especificas bases de competición.

CAPITULO IV

ORGANIZACIÓN DE PARTIDOS

ARTICULO 103.-

Serán considerados partidos oficiales todos los organizados por las Federación Gallega de Fútbol Sala.

ARTICULO 104.-

Los clubs cuidarán de organizar los partidos de competición oficial que se celebren en su cancha. Las recaudaciones líquidas de dichos partidos corresponden al club local, según su propio criterio y organización.

ARTICULO 105.-

La organización de los partidos de desempate o en cancha neutral, o fases finales de copa o similares, serán organizados por la propia Federación, o entidad en la cual delegue.

ARTICULO 106.-

Los partidos y torneos amistosos deberán ser organizados por clubs o por la Federación Gallega de Fútbol Sala, rigiéndose por las obligaciones recíprocas que hayan sido fijadas en los convenios establecidos por las partes, previo cumplimiento de los requisitos reglamentarios.

En cualquier caso será de aplicación a los mismos a todos los efectos lo dispuesto en el reglamento de régimen disciplinario.

ARTICULO 107.-

En lo referente a competiciones internacionales o de selecciones autonómicas, la federación correspondiente tendrá el derecho exclusivo de organización de los encuentros, sin perjuicio de lo previsto al respecto en la reglamentación específica y protocolo que se firme al respecto.

ARTCIULO 108.-

En la publicidad de los partidos deberá expresarse los nombres de los clubs, categoría de los equipos, competición y división a la que corresponde el partido, lugar, día y hora de su celebración, así como el anagrama de la entidad organizadora.

ARTICULO 109.-

Los partidos de competición oficial que correspondan celebrar a un club en su cancha, deberán jugarse en la que tenga inscrita como tal en propiedad, arrendamiento o cesión y que hubiese designado como tal al inicio de la temporada; ello sin perjuicio de que por circunstancias especiales fuese autorizado u obligado a celebrar partidos en otra diferente.

ARTICULO 110.-

Los partidos se celebrarán en los días fijados en el calendario oficial de fechas, salvo excepción reglamentaria o que, por motivos especiales y previa autorización, o por imposición del órgano competente, deban celebrarse en otras.

El aplazamiento de un partido por mutuo acuerdo entre los dos equipos deberá ser autorizado por el Juez de competición y siempre que:

1) Haya sido solicitado por ambos clubs con catorce días naturales de antelación  a la fecha de celebración originariamente fijada en el calendario oficial de la competición.

2) Se indique propuesta de nueva fecha de celebración, debiendo ser ésta, a ser posible, en una fecha anterior a la prevista y, en todo caso nunca posterior a los treinta días siguientes a la fecha prevista inicialmente y siempre con anterioridad a la celebración de las cuatro últimas jornadas de competición a la que se refiera.

En la autorización deberá fijarse la nueva fecha de celebración.

ARTICULO 111.-

Los clubs fijarán libremente la hora de comienzo de los partidos dentro de la bandas horarias al efecto fijadas en las bases de competición .

Los clubs están obligados a comunicar el horario en cuestión a la entidad organizadora y al equipo contrario con ocho días de anticipación, o en su caso según lo estipulado en las bases de competición, mediante fax o telegrama, pudiendo ser sancionados por el Juez de competición si incumple esta normativa de acuerdo con lo preceptuado en el régimen disciplinario.

Las modificaciones de las condiciones fijadas con anterioridad, de comunicación de fecha, hora y lugar de celebración del partido, se aceptarán hasta las veinte horas del tercer día previo a la celebración del partido.

ARTICULO 112.-

Los partidos se jugarán, y las competiciones se celebrarán, según las reglas de juego aprobadas por la Federación Gallega de Fútbol  Sala.

Además se regirán por las disposiciones generales y por las que especialmente se dicten con respecto a determinados partidos o competiciones.

ARTICULO 113.-

Los balones que se utilicen en los partidos deberán ser de la marca y modelo designados por la Federación Gallega de Fútbol Sala, como balón oficial, y el club titular de la cancha  donde se celebre el partido habrá de tener dos de aquellos dispuestos para el juego, debidamente controlados por el árbitro.

En cualquier caso, a través de sus capitanes respectivos, los jugadores podrán proponer la sustitución de un balón defectuoso, resolviendo el árbitro sobre la incidencia.

CAPITULO V

DESARROLLO DE LOS PARTIDOS

ARTICULO 114.-

Los clubs están obligados a que los partidos que se celebren en sus pabellones, se desarrollen con toda normalidad  y en el ambiente de corrección que debe presidir las manifestaciones deportivas, cuidando de que se guarden, en todo momento, las consideraciones debidas a las autoridades , árbitros y jueces, directivos, jugadores, entrenadores, auxiliares y empleados y respondiendo, además, de que estén debidamente garantizados los servicios propios de las canchas de juego, vestuarios y demás dependencias e instalaciones, y de que concurra fuerza pública suficiente o al menos haya sido solicitada  la presencia de esta. Los visitantes tienen deberes recíprocos de deportividad y corrección hacia las personas enumeradas y muy especialmente, con el público.

ARTICULO 115.-

Durante el desarrollo de un partido no se permitirá que la cancha de juego, ni en el espacio existente entre las bandas y el vallado que los separa del público, haya otras personas que no sean los árbitros, jugadores, entrenadores, médicos, auxiliares y masajistas de cada equipo, los suplentes de uno y otro, el delegado de pista, representantes de la federación, de los agentes de la autoridad que presten servicio y los informadores gráficos u operadores de TV debidamente acreditados. Los jugadores suplentes deberán llevar sobre la camiseta del club, otra prenda que los distinga de los que en ese momento sean alineados.

Un máximo de doce personas ocuparán el banquillo que serán, el delegado del mismo, el entrenador, segundo entrenador, médico o ATS, el encargado de material y los siete jugadores suplentes.

Todos ellos deberán estar debidamente acreditados para ejercer la actividad o función que le sean propias, y en posesión de sus correspondientes licencias, que previamente serán entregadas al árbitro.

El árbitro no permitirá que se juegue ningún partido sin que se cumplan estas condiciones y podrá suspenderlo si no fuese posible mantenerlas.

ARTICULO 116.-

Solo tendrán acceso a los recintos y los vestuarios el árbitro y jueces, los jugadores, entrenadores, auxiliares, médicos y los delegados de los dos equipos contendientes, delegado de pista, de la organización arbitral, directivos de la Federación Gallega de Fútbol Sala, así como el delegado federativo cuyas funciones son las siguientes:

EL DELEGADO FEDERATIVO:

Es un representante de la Federación Gallega de Fútbol Sala, el cual es designado por la misma, para un determinado partido, bien sea previa solicitud razonada por escrito por parte de uno de los equipos contendientes o bien de oficio.

En ambos casos el Delegado Federativo, se personará en las instalaciones correspondientes, con la antelación necesaria para tomar nota de  todas las incidencias previas al partido.

Los gastos derivados de la solicitud del Delegado Federativo, correrán a cargo del club solicitante, ajustándose a las tarifas vigentes en concepto  de gastos de desplazamiento, dietas, siendo el mínimo de la solicitud de treinta euros.

El Delegado Federativo, una vez presentado en la instalación, procederá a levantar un acta de todas aquellas deficiencias, que observe en la instalación, debiendo reflejar fielmente y con todo detalle lo observado y que no se ajuste al reglamento.

Antes del inicio del partido, se presentará, al delegado del equipo local al cual le indicará, el motivo de su visita, y a su vez este le acompañará al vestuario del árbitro, para que tome nota y haga constar en el acta del partido la presencia de dicho delegado. Si el delegado es designado de oficio, no será precisa su presentación al delegado del equipo local, ni a los colegiados, pudiendo hacerlo, en su caso, cuando lo estime oportuno.

Durante el partido, se situará en el lugar que estime conveniente, y que le permita desarrollar sus funciones, las cuales reflejará en el acta correspondiente al finalizar el partido.

Un vez finalizado el partido, el acta la redactará en la Federación autonómica correspondiente, en un impreso oficial de la misma, siempre dentro de las veinticuatro horas siguientes  a la celebración del partido, ya que la misma se entregará al Juez de competición junto con el acta del partido.

Del acta del Delegado federativo, se podrá entregar una copia de la misma a los clubs correspondientes, en derecho a la replica sobre mismo, siempre que lo estime oportuno el Juez de competición.

El Delegado federativo, en virtud del desarrollo de los acontecimientos y el comportamiento del público asistente, podrá sugerir a los árbitros la suspensión del partido, de una forma temporal o definitiva, dando cuenta de los hechos al Juez de competición.

El acta del Delegado federativo será de especial valor probatorio para la aplicación de sanciones, tanto de jugadores, técnicos, clubs, etc.

LOS CLUBS:

Pondrán a disposición del Delegado federativo, todos los medios a su alcance para que éste desarrolle su labor, el delegado local, designará una persona del club, para que acompañe en todo momento a dicho Delegado, para que a éste no se le moleste en el desarrollo de sus funciones, y dicha persona constará en el acta del Delegado federativo.

LOS ARBITROS:

 Una vez mostrada la acreditación de Delegado federativo, los árbitros harán constar en el acta del partido dicha incidencia, poniendo a disposición del mismo la documentación que solicite dicho Delegado federativo.

Los árbitros nunca, se dirigirán al Delegado federativo, para evacuar consultas o decisiones sobre el desarrollo del partido.

La falta de colaboración por parte de los clubs y árbitros, será motivo de sanción, según estipule el Juez de competición en cada caso.

ARTICULO 117.-

El club locatario designará para cada partido un delegado de pista, debidamente autorizado, a quien corresponde las obligaciones siguientes:

  1. a) Ponerse a disposición del árbitro a su llegada al recinto de juego y cumplir la indicaciones que le comunique antes del partido o en el curso del mismo.
  2. b) Ofrecer su colaboración al delegado del equipo visitante.
  3. c) Impedir que, entre las bandas que limitan la cancha de juego y la valla que los separa del público, se sitúen otras personas que no sean las autorizadas.
  4. d) Comprobar que los informadores gráficos y operadores de TV estén debidamente acreditados e identificados.
  5. e) No permitir que salgan los equipos a la cancha de juego hasta que el mismo se halle completamente despejado
  6. f) Evitar que tengan acceso a los vestuarios personas distintas de las expresadas en el articulo anterior.
  7. g) Colaborar con la autoridad gubernativa para evitar incidentes.
  8. h) Procurar que el público no se sitúe junto al paso destinado a los árbitros o ante los vestuarios.
  9. i) Acudir junto con el árbitro, al vestuario de éste, a la terminación de los periodos de juego, y acompañarle, igualmente, desde el pabellón hasta donde sea aconsejable para su protección, cuando se produzcan incidentes o la actitud del público haga presumir la posibilidad de que ocurran.
  10. j) Solicitar la protección de la fuerza pública, a requerimiento del árbitro o por iniciativa propia, si las circunstancias así lo aconsejasen.

La designación del delegado de campo recaerá en la persona de un directivo, excepto el  presidente, o empleado del club, y el que lo sea deberá ostentar un brazalete bien visible acreditativo de su  condición.

ARTICULO 118.-

En los partidos de competición oficial, los equipos deberán presentarse en las canchas de juego con una hora, al menos, de antelación a la señalada para el comienzo del partido, en los niveles autonómicos  y treinta minutos en el resto de los niveles. Dicha cancha deberá estar libre de actividades desde al menos 45 minutos en los niveles autonómicos y treinta minutos en el resto de los niveles.

ARTICULO 119.-

A la hora fijada, el árbitro dará la señal para comenzar el partido. Si transcurridos diez minutos  a partir de aquella, uno de los equipos no se hubiera presentado o lo hiciera con un número de jugadores inferior al permitido, se suspenderá el inicio del partido, se consignará en el acta tal circunstancia y se dará traslado de la incidencia al Juez de competición  a los efectos oportunos.

ARTICULO 120.-

  1. a) Para poder comenzar un partido cada uno de los equipos deberá presentar en el terreno de juego y en disposición de actuar en el partido un mínimo de cinco jugadores.
  2. b) Si durante el trascurso del partido uno de los equipos quedase con un número de jugadores inferior a cuatro sobre la cancha por lesiones, expulsiones o cualquier otra causa imputable al equipo que quedase en inferioridad, el árbitro decretará la  suspensión del partido. El Juez de competición adoptará las resoluciones que correspondan.

ARTICULO 121.-

Tanto el club visitante como el visitado deberán nombrar un delegado, debidamente autorizado, que será el representante del equipo fuera de la cancha de juego y a quien corresponderán entre otras las funciones siguientes:

  1. a) Instruir a sus jugadores para que actúen antes, durante y después del partido con la máxima deportividad y corrección.
  2. b) Identificarse ante el árbitro, antes del comienzo del partido, y presentar la documentación de los jugadores de su equipo, así como las de su entrenador y auxiliares, y firmar el acta del partido quince minutos antes de la hora de comienzo del partido.
  3. c) Manifestar el cinco inicial con antelación a la hora del comienzo del mismo.
  4. d) Poner en conocimiento del árbitro cualquier incidencia que se haya producido antes, en el trascurso o después del partido.

ARTICULO 122.-

  1. a) Los jugadores vestirán el primero de los dos uniformes oficiales del club, cuyo color en ningún caso, deberá coincidir con el que utilice el árbitro. Al dorso de la camiseta y en la parte delantera del uniforme, figurarán de manera visible, destacada y con suficiente contraste el número de la alineación que le corresponda.
  2. b) Si los uniformes de los equipos fueran iguales o tan parecidos que indujeran a confusión, y así lo requiriese el árbitro, cambiará el suyo el que juegue en campo contrario; si el partido se celebrara en cancha neutral, cambiará el suyo el equipo mas moderno.
  3. c) Debajo de los uniformes oficiales del club no podrán utilizarse prendas deportivas que sobresalgan de los mismos, a excepción de que todos los jugadores que las lleven, las empleen de la misma forma y color.

ARTICULO 123.-

Las sustituciones de jugadores se harán conforme a las reglas de juego.

Los jugadores y técnicos descalificados o expulsados deberán abandonar también el banquillo y retirarse a los vestuarios.

En ningún caso podrá ser sustituido un jugador expulsado.

ARTICULO 124.-

Los capitanes constituyen la única representación autorizada de los equipos en la cancha de juego y a ellos corresponden los siguientes derechos y obligaciones:

  1. a) Dialogar, dentro de la máxima corrección, con el árbitro.
  2. b) Procurar que sus compañeros observen en todo momento la corrección debida.
  3. c) Hacer cumplir las instrucciones del árbitro ayudando así en la labor de este, a su protección y a que el partido se desarrolle y finalice con normalidad.
  4. d) Firmar el acta del partido antes de su comienzo, certificando con ello que los jugadores relacionados se encuentran presentes en las instalaciones.

CAPITULO VI

DE LA SUSPENSIÓN DE LOS PARTIDOS

ARTICULO 125.-

Los partidos oficiales solo podrán suspenderse, por el mal estado de la cancha de juego, incomparecencia de uno de los equipos, presentación de un equipo al inicio del partido con un número de jugadores inferior al reglamentario  o reducido a tres durante el trascurso del mismo, incidentes de público, insubordinación, retirada o falta colectiva de cualquiera de los equipos o fuerza mayor.

En todo caso, el árbitro ponderará tales circunstancias, según su buen criterio, procurando siempre agotar todos los medios para que el partido se celebre o prosiga.

El órgano de competición tendrá la facultad de suspender cualquier encuentro cuando prevea la imposibilidad de celebrarlo por causas excepcionales.

ARTICULO 126.-

Si un partido se suspendiese antes de iniciarse o una vez iniciado por causas de fuerza mayor, los clubs contendientes podrán ponerse de acuerdo para disputar el partido o lo que restase de él en una fecha y hora determinadas, que se harán constar en el acta arbitral del partido y serán suscritas por el árbitro y los dos delegados.

Si no existiese acuerdo, decidirá la fecha y hora de celebración el Juez de competición, después de haber sido oídos los dos clubs al respecto.

En todo caso, si el sistema de competición es por puntos, el partido deberá de celebrarse antes de que finalice la vuelta a que corresponde el partido suspendido, y en todo caso antes de los dos últimos partidos de competición.

ARTICULO 127.-

En caso de suspensión por fuerza mayor, cada parte interviniente costeará los gastos por cada uno originados, sin tener en cuenta la suspensión y sin perjuicio de la decisión que al respecto tome el Juez de competición.

En cualquier caso, incluida la suspensión por incomparecencia, se deberán abonar los gastos de arbitraje, sin perjuicio que puedan ser repercutidos sobre quien corresponda.

ARTICULO 128.-

  1. a) En el caso de por suspensión una vez concluida la primera parte de un partido ya comenzado deba proseguirse en nueva fecha, solo podrán alinearse, en la continuación, aquellos jugadores que, estando reglamentariamente inscritos en el acta por el club el día que se produjo tal evento, continúen con licencia en vigor por el mismo club y no hubieran sido descalificados o expulsados durante el tiempo entonces jugado.
  2. b) Si algún jugador hubiese sido expulsado o descalificado y su equipo hubiera quedado con cuatro jugadores por motivos disciplinarios, dicho equipo solo podrá alinear al mismo número de jugadores que tenía en la cancha al acordarse la suspensión.
  3. c) En cualquier caso, la situación de las faltas acumulables de equipo, amonestaciones y descalificaciones será idéntica en la reanudación del partido.
  4. d) En el caso de suspensión de un partido que no hubiera comenzado, solo podrán alinearse aquellos jugadores que, teniendo licencia en vigor el día en que se celebre el nuevo partido, no tuvieran pendiente el cumplimiento de sanción alguna.

CAPITULO VII

ARBITROS

ARTICULO 129.-

  1. a) El árbitro es la autoridad deportiva única e inapelable, en el orden técnico, para dirigir los partidos.
  2. b) Sus facultades comienzan en el momento de entrar en el recinto deportivo y no terminan hasta que lo abandona, conservándolas, por tanto, durante los descansos, interrupciones y suspensiones aunque el balón no se halle en la cancha.
  3. c) Tanto los directivos como los jugadores, entrenadores, auxiliares y delegados de los clubs, deben acatar sus decisiones y están obligados, bajo su responsabilidad, a apoyarle y protegerle en todo momento para garantizar la independencia de su actuación y el respecto debido al ejercicio de su función, así como su integridad personal, interesando, a tales fines, si fuera preciso, la intervención de la autoridad.

ARTICULO 130.-

Corresponde a los árbitros:

  1. a) Antes del comienzo del partido.

1) Personarse en las instalaciones con una antelación mínima de treinta minutos, al objeto de reconocerlas, examinar sus condiciones, inspeccionar la cancha de juego para comprobar su estado, las líneas, las redes de las porterías y las condiciones generales de las instalaciones para adecuarlas a lo establecido en el presente reglamento, dando al delegado de campo las instrucciones precisas para que subsane cualquier deficiencia que advierta.

Si el árbitro estimara que aquellas condiciones no son las apropiadas para la celebración del partido, por notoria y voluntaria alteración de las mismas, o por omisión de la obligación de restablecer las normales cuando tal alteración hubiese sido consecuencia de causa o accidente fortuito, decretará la suspensión del partido, con las consecuencias reglamentarias previstas.

2) Decretar asimismo, la suspensión del partido por el mal estado de la cancha de juego no imputable a acción y omisión, y en los demás supuestos que se establecen en las disposiciones vigentes.

3) Inspeccionar los balones que se vayan a utilizar, exigiendo que reúnan las condiciones reglamentarias.

4) Examinar las licencias de los jugadores, así como las de los entrenadores y auxiliares, con el fin de evitar alineaciones indebidas advirtiendo a los que no reúnan las condiciones reglamentarias que pueden incurrir en  responsabilidades.

A petición del club el árbitro estará obligado a comprobar las fichas e identidades de cuantos jugadores se le solicite. Esta revisión podrá realizarse, antes del partido, en el descanso o inmediatamente después de concluir el mismo. Cualquier negativa por parte de uno de los equipos a someterse a esta revisión o la falta de alguno de sus jugadores será reflejada en el acta del partido y tendrá la consideración de alineación indebida.

En defecto de algún tipo de documentación, el árbitro exigirá la pertinente autorización expedida por la entidad organizadora, y en su defecto, el Documento Nacional de Identidad o Pasaporte, reflejando claramente en el acta los jugadores que actuaron sin documento oficial, así como el número del documento nacional de identidad y al dorso, la firma de dichos jugadores. A los jugadores extranjeros se les podrá pedir su pasaporte.

5) Hacer las advertencias necesarias a los entrenadores y capitanes de ambos equipos para que los jugadores de los mismos se comporten durante el partido con la corrección  y la deportividad debida.

6) Ordenar la salida de los equipos a la cancha de juego.

  1. b) En el transcurso del partido:

1) Aplicar las reglas de juego, siendo inapelables las decisiones que adopte durante el desarrollo del partido.

2) Tomar nota de las incidencias de toda índole que puedan producirse.

3) Señalar el inicio y terminación de cada parte y el de las prórrogas, si las hubiese, así como la reanudación del juego en caso de interrupciones.

4) Detener el juego cuando se infrinjan las reglas ordenando la ejecución de los castigos procedentes y suspenderlo en los casos previstos si bien siempre como último y necesario recurso.

5) Amonestar, descalificar o expulsar, según la importancia de la falta, a todo jugador que observe conducta incorrecta o proceda de modo inconveniente, así como a entrenadores, auxiliares, y demás personas reglamentarias afectadas. La amonestación de jugadores podrá extenderse a todos los de un equipo en la persona de su capitán.

6) Prohibir que entren en la cancha de juego sin su autorización, otras personas que no sean los jugadores y jueces.

7) Interrumpir el juego en caso de lesión de un jugador, ordenando su retirada de la cancha por medio de las asistencias sanitarias.

  1. c) Después del partido:

1) Recabar de cada uno de los delegados de los equipos que compitieron, informes sobre posibles lesiones sufridas en el transcurso del juego, solicitando en caso afirmativo, las oportunas certificaciones médicas a fin de adjuntarlas al acta.

2) Redactar de forma fiel, concisa, clara, objetiva y completa, el acta del partido, así como los informes ampliatorios que estime oportunos, remitiendo, con la mayor urgencia, una y otra a las entidades y organismos que se expresen en el capitulo siguiente.

CAPITULO VIII

ACTA DE LOS PARTIDOS

ARTICULO 131.-

El acta es el documento necesario ara el examen, calificación y sanción, en su caso, de los hechos e incidentes habidos con ocasión de un partido. Constituirá un cuerpo único y el árbitro deberá hacer costar en ella los siguientes extremos:

  1. a) Fecha y lugar del partido, denominación de la cancha de juego, equipos participantes y clase de competición.
  2. b) Nombre de los jugadores de cada equipo que intervienen, con indicación de los números asignados a cada uno, así como de los entrenadores, auxiliares, delegados de los equipos y de campo, jueces y el suyo propio.
  3. c) Resultado del partido, con mención de los jugadores que hubieran conseguido los goles.
  4. d) Descalificaciones o expulsiones que hubiera decretado, expresando claramente las causas, pero sin calificar los hechos que lo motivaron.
  5. e) Acumulación de faltas de equipo que se hubieran decretado, así como las amonestaciones de cada jugador.
  6. f) Incidentes ocurridos antes, durante y después del partido, en la cancha de juego o en cualquier otro lugar del recinto deportivo o fuera de él, en los que hubieran intervenido directivos, empleados, jugadores, o cualquier persona relacionada con la organización deportiva o público aficionado, siempre que haya presenciado los hechos, o habiendo sido observados por los jueces, le sean comunicados directamente por éstos.
  7. g) Juicio acerca del comportamiento del público, de la actuación del delegado de campo y de los jueces.
  8. h) Deficiencias advertidas en la cancha de juego y sus instalaciones, en relación con las condiciones que uno y otros deben reunir.
  9. i) Dudas relacionadas con la validez de la licencia de alguno o algunos de los jugadores, entrenadores o auxiliares, haciendo constar en tal caso los nombres de los afectados, con la firma de estos, que estamparán en su presencia, con indicación y comprobación del documento nacional de identidad o pasaporte, procediendo en idéntica forma si por olvido, extravío u otra causa similar, no se presentara alguna de tales licencias..
  10. j) Las cartulinas amarillas exhibidas, en el supuesto de suspensión de un partido una vez comenzado y antes de su  finalización.
  11. k) Cualquiera otras observaciones que considere oportuno hacer constar.

ARTICULO 132.-

Antes de comenzar el partido el acta será suscrita por los capitanes y los  dos delegados de los equipos

Finalizado el partido, se harán constar en ellas los pormenores que se especifican en el anterior artículo, excepto los apartados a) y b) que se harán constar anteriormente y serán firmada por el árbitro.

Además del original, se confeccionarán cuantas copias sean precisas, entregándose una de ellas a cada equipo.

ARTICULO 133.-

Terminado el partido y formalizada el acta, el árbitro entregará al delegado de cada equipo, la copia que le corresponde y remitirá el original al órgano de gestión dentro de las veinticuatro horas siguientes al partido.

Además deberá anticipar a aquel, mediante fax, el resultado del partido y las incidencias graves ocurridas, expresando nombre de los jugadores expulsados o descalificados.

ARTICULO 134.-

Cuando lo aconsejen circunstancias especiales, los árbitros podrán formular, separadamente del acta, los informes ampliatorios o complementarios que consideren oportunos, debiendo en tal caso remitirlo al órgano de gestión por el medio suficiente para que lo reciba dentro de las veinticuatro horas siguientes a la finalización del partido.

ARTICULO 135.-

Los clubs contendientes, podrán formular las observaciones o reclamaciones que consideren oportunas relativas al partido de que se trate acompañando, en su caso, las pruebas pertinentes.

Unas y otras se remitirán directamente al órgano de gestión debiendo obrar en poder de estos antes de las 18 horas del segundo día hábil siguiente a la finalización de la jornada deportiva.

Follow all of the competition's information on your iPhone or Android phone
Contact organizer
Send message
Follow us

Your browser was unable to load all of our website's resources. This is probably due to a firewall, a proxy or one of your browser's addons or settings.

You can press Ctrl + F5 or Ctrl + Shift + R to force your browser to reload them. If this does not work, try using a different browser or contact your system administrator or ISP to solve this problem.